domingo, 22 de enero de 2017

Formas de pensar


"Ni aún permaneciendo sentado junto al fuego de su hogar, puede el hombre escapar a la sentencia de su destino"

- Esquilo de Eleusis -



martes, 17 de enero de 2017

Peter Pan (Una noche contigo)



Peter Pan dormía y yo observaba aquellos ojos inocentes, cerrados soñando, que se yo el que,
con aquel pelo largo para mi satisfacción, eran las 2 de la madrugada, era también mi fuego corporal
el que allí se recreaba. Hubiera dado parte de mi vida, por quedarme allí año tras año,
mirándola y pensando.

Mi mente aplaudía la magia de su presencia,
pensé, la mujer divina que siempre voy a querer,
una noche contigo, que ahora, sé que no va a volver.


Me tumbé a un lado suyo, acerqué mi cuerpo a su cuerpo, sintiendo "el sitio de mi recreo",
observando la luna con su pálido reflejo en tus párpados...
Se despertó entre besos, caricias y aquella voz temblorosa que susurraba:

- Te necesito... Tanto.

Hicimos el amor sin prisas,
como dos fuegos rozando el cielo, 
como dos abriles deteniendo la primavera,
como dos náufragos nadando en el mismo mar,
como dos dioses pulverizando el reloj de nuestro aliento,
con esa calma donde, se acarician las almas,
suavemente, mezclando libertad y sentimiento.

--------------------------------------------


A placer, puedes tomarte el tiempo necesario
que por mi parte yo estaré esperando,
el día en que te decidas a volver
y ser como antes fuimos.
Sé muy bien,
que como yo, estarás sufriendo a diario,
la soledad de dos amantes que al dejarse,
están luchando cada quien
por no encontrarse.

- Enrique Bunbury -






sábado, 14 de enero de 2017

Parafilias


Clastomanía

- Excitarse al arrancar o despedazar la ropa interior de la pareja -



jueves, 5 de enero de 2017

Reyes

Dos prostitutas hablando en la calle:

- ¿Qué le vas a pedir a los reyes magos?
- Lo mismo que a todos. 40 la mamada y 60 el polvo.



lunes, 2 de enero de 2017

La muerte de ícaro



Es tan extraño, como vuela el tiempo,
y como se detiene al escuchar una canción,
si, esa que habla de nosotros dos...
Un día cualquiera no sabes que hora es,
entre desprecios y silencios,
nadie puede gobernar en mis sentimientos, ni siquiera tu.
A unos cuantos kilómetros de mi alma, has elegido el camino correcto.

Varios intentos.
Unas cuantas noches pensando, escuchando a Burning, salivando el recuerdo
de conversaciones cómplices. 

El sueño apagado.
El cadáver de aquel granjero que cuidaba y quería a su beso ilicitano;
Se entierra en el eco de tus falsas palabras.
Cerraba los ojos, cuando...
"Mi cabeza daba vueltas persiguiéndote"

La muerte de Ícaro.
Apuesto a que a ti no te molesta el caparazón.
Noviembre fue, de un vernos, a no saber donde estamos,
ni a que sabe el aire que respiramos.
Se siente solo, muy solo, aquí,
en el atardecer más mágico
que pueda tener una ciudad tan perversa como Madrid.
Su pensamiento brota entre la rabia y la incomprensión.
Su voz susurrando "La chica de ayer" 
"Demasiado tarde para comprender..."

jueves, 29 de diciembre de 2016

2017


Otro año que se va, y otro que viene, esto vuela, amigos...
Personalmente, ha sido un año lleno de sensaciones agridulces,
de viajes y pensamientos, de decepciones en comportamientos extraños
que espero, algún día entender. También ha sido un 2016 cargado de latidos
y sonrisas, amistad y complicidad, de atardeceres soleados y olor a salitre,
de noches mágicas y lunas secuestradas para alguien, que un día decidió silenciar su alma...
Así que, como he aprendido a quedarme con lo bueno, abriré una botella del "Gaiteru"  y brindaré como deciamos antaño, por mi, y por todos mis compañeros.
Os deseo un 2017 lleno de salud, dinero y amor. O de sexo, drogas y rock and roll,



lunes, 26 de diciembre de 2016

La sonrisa de Ícaro


Ícaro sonreía, en aquel verano tan amable y tan extraño, sabía que oler nubes era una promesa singular. Un secreto a voces en Creta, el lugar donde ella soñaba con un campesino un tanto perverso. Bajo un sol de tímido atardecer veraniego, Ícaro juro que jamás se iría sin ella, del norte de sus ojos, del sur de su alma, del este de su sonrisa, del oeste de su infinito...

martes, 6 de diciembre de 2016

El rapto de Ícaro


Ícaro a 2000 metros de altura, oliendo nubes de manzana singular, acariciando cientos y cientos de palabras, sobrevolando aquellas letras bipolares, que hablaban de la vida y de la muerte. El cariño, también tiene lugar, un lugar casi secreto, alejado de la sociedad impertinente, de los autobuses, del ruido de la gente al caminar, apartados de semáforos agresivos que nos hacen correr, sin saber donde vamos pero sabiendo de donde venimos. Ícaro abrió los ojos y rapto a su chica con la intención de no aceptar rescate...