viernes, 17 de febrero de 2012

Llueve

En una mañana fría,
de calor corporal,
la mente camina por la lujuria
de tu cuerpo...
Llueve  y sin embargo,
las manos entorpecen el tacto
de mi vista,
como un suicida que decide
vengar tu orgasmo inusual.
Llueve, por encima del silencio,
por tu boca absorbiendo mi sexo,
en la dulzura de un tiempo presente
que me hace sentir bien...
El sol es un falso testigo,
ahora que nos protege del calor y del amor,
ahora que volvemos a ser dos...

3 comentarios:

  1. Una entrada tan apasionada que ni la lluvia puede apagar ese incendio!
    Bellísimo, abrazos mil y bonito fin de seman.

    ResponderEliminar
  2. Muy bello..como dice Cristina apasionada..
    Un abrazo y un super week end
    _(▒)(▒)
    (▒)(♥)(▒)
    .,(▒)(▒)
    ...../
    ..../
    .../ ..Beso. இڿڰۣ-ڰۣ

    ResponderEliminar