jueves, 19 de abril de 2012

Auto-escuela


Al final, me he decidido.... A mis 23 años y después de aguantar todo tipo de bromas y risas
de mis amigos, me he apuntado a la auto-escuela, sin apenas tener ni idea de conducir!
Creo que en la vida hay que adaptarse y plantar cara a los retos, para mi este es uno de ellos...
Conducir un coche! El primer día estaba el aula casi vacía excepto dos personas que estaban
sentadas detrás de mi con una concentración máxima, o al menos, eso parecía.
La profesora tiene unos 40 años de melena antigua y unas gafas de antaño como aquellas
que se usaban en la película Grease de Travolta. Aunque he de confesar que a pesar
de llevar bastante ropa, se notaba que tenía unas tetas verdaderamente enormes!
Fueron pasando los días y la amabilidad con Nuria (que es su nombre) crecía
y he de confesar que cuando venía a corregirme los test al ordenador donde yo estaba
me encantaba, tenía un perfume especial, no muy fuerte, pero a la vez se me quedaba
grabado en el olfato durante horas...
Un día en casa, tirado en la cama empecé a hacer una auto-reflexión y me di cuenta
que Nuria me estaba empezando a atraer y que debería hacer algo, intentar al menos
si existía alguna posibilidad por pequeña que fuese de descubrir ese cuerpo esculpido
por la naturaleza que ya, para mi, rozaba la perfección.
Comencé a desatarme un poco con ella, verbalmente hablando, a ser más elástico e intentar ganar algo
de confianza, pero la verdad con poco resultado, ella se limitaba a sonreír amablemente entre
las correcciones de los malditos test, que por cierto, ya poco me importaban.
Mi objetivo era el que era... Un día que llovía a cantaros y al mismo tiempo
hacía un calor horrible (era ya verano) llevaba puesta una camiseta bastante juvenil,
estábamos solos en el aula y mientras yo disimulaba que hacía los test, ella se paseaba
por la clase, intentando abrir ventanas, bebiendo agua, etc...
Fui al baño y cuando salí (paso obligado por recepción) estaba ella de pie y me fijé
que sus pezones estaban encendidísimos, propios del día que hacía, reconozco
que como si de un quinceañero se tratase, tardé en apartar la mirada de ellos y
exclamé:
-Que calor... ¿No?

-Si, es exagerado...

Mientras charlábamos de lo poco normal que era, ver llover tanto a tan alta temperatura,
ella colocaba archivos y papeles de espaldas hacía mi... Y efectivamente, su culo
era enorme pero tenía su encanto. No me atreví a decir nada más, que el mes en el que
estábamos... Me senté frente al ordenador, (apagado por cierto) y empecé a pensar otra vez,
que coño podría hacer, como podía romper esa barrera de hielo, el no ya lo tenía.
La verdad es que mientras le daba vueltas a la cabeza me estaba tocando por encima
del vaquero y se me estaba poniendo muy dura. Mi mente no veía otra cosa que esa camiseta
de piolin con esos pezones que casi la rompían. No sé en realidad el tiempo que estuve así,
frente al ordenador apagado, tocándome la polla e imaginándo a Nuria desnuda.
Me di cuenta por la luz que había un amago de sombra a mi derecha, creo que fue más mi sexto
sentido, efectivamente era ella!!! Y entonces me vino al pensamiento esa famosa frase....
"Tierra trágame" Allí estaba yo, sentado frente al PC apagado y con el pantalón abrupto de excitación,
no tenía escapatoria...

-¿Tienes algún problema? Porque no es normal que estés haciendo eso...

Me quedé mudo, pasaron muy pocos segundos en silencio, pero para mi fueron siglos.
Se subió un poco la falda larga, lo justo para sentarse encima de mi y decirme...

- Eso que haces no está bien, eso lo hacen los chicos malos y tu no eres malo ¿Verdad?

Era justo lo que necesitaba, ese pie de conversación para poder hablar yo y justo cuando lo iba hacer
se subió aún más falda, lo justo para poder sentarse bien y comenzó a rozarme su coño por mi exaltado
pantalón, en ese momento pensé que era una Diosa, que estaba cumpliendo un sueño.
No dije nada, ella continuaba rozándose y besándome el cuello muy lentamente, yo apenas
acariciaba sus muslos a ambos lados de la silla, pequeña para estas ocasiones por cierto.
Me sacó la polla y en una brevedad de tiempo, casi en décimas de segundos se aparto las bragas
y ella misma se la metió hasta fondo, yo llevaba dos o tres días sin correrme y tenía miedo
a romper ese momento tan deseado. Al fin esa camiseta desapareció por culpa de mis manos
y ahí estaban esas enormes tetas adornadas con un sujetador rosa que pronto bajé.
Eran increíbles, de tanto mirarlas y chuparlas casi olvidaba que me estaba follando con
una intensidad abrumadora, iba de menos a más, era una fiera desatada que tenía hambre
y yo era su comida en ese momento...
Ahora que estoy escribiendo esto y ya ha pasado un mes,
aún no me he examinado para el teórico....

19 comentarios:

  1. Bueno... no sé si conseguirás el brevete pero... siempre hay tiempo para esos minúsculos detalles, no??? XDD!!!!

    ResponderEliminar
  2. Jajaja no hay como ese tipo de escuela y profesora xD, un placer volver a pasarme por aquí, tenía un rato de no hacerlo, pero las obligaciones laborales, personales y estudiantiles, me han tenido hasta donde no es -.-, un placer leerte, compañero.

    Besitos gitanos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay problema! Aquí estamos para cuando quieras. Besos.

      Eliminar
  3. Caray querido, me subiste la líbido...eres consciente de que a esa Diosa la hiciste mujer? ummmh, no sé , será quizás porque yo tengo más de 40? jajajaja.
    Qué lindeza de relato, ...ojalá sea cierto.
    Todo un placer estar aquí

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desgraciadamente es totalmente irreal, al igual que todos mis relatos. Gracias por pasarte. Besos.

      Eliminar
  4. Si también existen profesores así, estoy por ir yo también xD
    La verdad es que me ha gustado mucho el texto. Muy detallado, muy exacto, las palabras adecuadas incluso para que, sin querer, me imaginase la escena. Una experiencia pintoresca y placentera. Excitante, sin duda.

    Un beso fuerte :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias white, me alegra que te hay gustado. Besos.

      Eliminar
  5. AUN ME QUEDA ALGUN CARNET POR CONSEGUIR,,,, ME DICES DONDE ESTA ESA AUTO-ESCUELA?????

    UNA HISTORIA ASOMBROSA,,, CON UNA PROFE ASÍ, NO SE COMO HAY TAN POCOS ALUMNOS,,, A MI ME TOCÓ SIEMPRE PROFES,,, EXCEPTO EN PRACTICAS CON EL C, QUE ME TOCÓ UNA PROFE MUY RICA,,, ADEMAS FUE EN MESES DE CALOR,,, Y SUS ESCOTES NO TE DEJABAN CONCENTRARTE EN LAS MANIOBRAS, PERO ME DIO POCAS PRACTICAS,,, DESPUES ME LA CAMBIARON,,,, ME RABIA.

    SALUDOS AMOWHOR!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja... Gracias LORD, tienes toda la razón del mundo, había pocos alumnos y quizás... Al final todo resultó muy fácil para el, me di cuenta después de escribirlo.
      Saludos caballero.

      Eliminar
  6. Una historia super excitante, maravillosa.
    Yo también soy madurita y hasta hace muy poco ni se me hubiera pasado la cabeza el sexo con chavales tan jóvenes. Ahora, si tienen edad de sacarse el carnet de conducir, ya me están bien jajaja.

    Por cierto, dime que es un relato, que es ficción y que no tienes 23 años!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un relato, es ficción y no tengo 23 años ;-)

      Eliminar
    2. mmmm, muy bien, muy obediente

      Eliminar
  7. Un super relato! lo que me sorprende es la edad del chico, o sea la tuya.
    Esto es solo un relato no??? Te dejo un fuerte abrazo, bonito jueves!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, es un relato Cristina, no sé hoy en día a que edad se suelen sacar los carnets los chavales, pero bueno, antes rondaba desde los 18 hasta los 23-24. Dependía como no, del dinero, ahora creo que está desorbitado. Gracias por pasarte. Besos.

      Eliminar
  8. Muy entretenido y excitante el relato, quizás un poco corta la parte sexual, al menos para mi gusto, aunque como digo, muy excitante, erótico, en fin, que te felicito.

    ResponderEliminar
  9. Creo que en los momentos que estamos, y con la reforma de la educación, deberían tomar nota de esta forma tan pedagógica de estudiar, seguro que los resultados serían flipannnnnnnnnntes, jaja.

    Un abrazo caballero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja. Pues si, tienes razón. Y si ellos se recortasen algo para dar ejemplo tampoco pasaría nada!
      Saludos princess.

      Eliminar