martes, 18 de septiembre de 2012

El destino

La verdad, creo que es un tema, muy extenso... Y que nos puede direccionar a una serie de mezclas casi interminables. ¿Existe el destino? ¿Para qué vivimos? Cuando nos sucede algo malo ¿Nos agarramos a el como a un clavo ardiendo? A mi parecer los sucesos que nos oscurren en la vida dependen exclusivamente de nosotros mismos, no estan  dictados por alguien de allá arriba. Aunque a primera vista el destino une y da valor cultural a una religión determinada, en la que cada uno cree. la idea de las religiones en general de que hay un Dios que castiga y premia a los humanos, ha dañado a la humanidad hasta límites insospechados, partiendo de la base, de que al ser humano, en realidad, no le hace falta "creer" en nadie para vivir. Aunque siempre respetando todas las creencias y religiones, claro está, esa línea imaginaria llamada "destino" depende en la mayoría de los casos, de nosotros mismos.

12 comentarios:

  1. Yo también soy de las que creen que no hay nadie por ahí que ya tenga pensado lo que me va a pasar mañana y pasao, así al igual que mencionabas, uno mismo se recoge los frutos de lo que siembra, peeeeero, también es cierto que hay circunstancias y hechos que se nos escapan y que no están bajo nuestro control. ¿como llamar a eso? pues ni idea, pero me cuesta creer que está escrito en alguna parte o que alguien lo sabe.

    Un abrazo caballero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Inconsciencia supongo que lo podriamos llamar, tampoco lo sé exactamente. saludos princess.

      Eliminar
  2. Importante reflexión...

    Creo que hay sendas por las que transitamos que están construídas y otras, que por nuestra voluntad y libertad, elegimos y edificamos...

    Saludos de agua desde mis mareas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, es posible que también pueda ser así. Saludos algamarina.

      Eliminar
  3. Buenos días Caballero, Ud mismo lo ha comentado es un tema muy extenso, creo que las personas cuando pasan por un mal momento se quieren agarrar a algo que le mantengan a flote y le de fuerzas, llámenle: Fe, Creencia, fuerza divina, Dios etc... Y el "milagro" surge cuando te has sentado frente a cualquier imagen y has meditado sobre lo que te aflige hablando contigo mismo, aunque se lo pidas a la imagen que tienes delante y creas que ha sido la intervención de dicha imagen la que ha obrado el milagro, verdaderamente ha sido tu fuerza de voluntad o fuerza interior....
    Un cordial saludo Caballero.
    DJ.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias DonJuncal, en esa Fe, creencia, fuerza divina... Etc, he pensado bastante y quizás, nos sea hasta necesario creer en ello.
      Saludos.

      Eliminar
  4. AMIGO MIO,,, ESTOY TOTALMENTE DEACUERDO CONTIGO.
    NOSOTROS SOMOS QUIEN ESCRIBIMOS NUESTRO PROPIO DESTINO.
    SALUDOS AMOWHOR!!!

    ResponderEliminar
  5. Holaaaa, que alegria saber que has vuelto. Y no importa que sea con menos frecuencia, si todos tenemos obligaciones ineludibles en la vida real (si yo te contara...) Bueno, he leido tus tres ultimas entradas, bueno, y eso, que rebienvenido, y que en eso del destino estoy de acuerdo contigo, que es cada uno con sus acciones el que se marca ese destino. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias karenc, me alegra un montón tu visita, como siempre. Saludos.

      Eliminar
  6. Si el destino existiese qué jodienda, porque ¿cómo explicar que para algunos se abra un horizonte de posibilidades y para otros todo son recovecos oscuros como descansillo de casa de okupas?
    No hay destino, hay elecciones.

    Claro que no es lo mismo nacer en el primer mundo que en una cabaña de Liberia, aunque ¿quién soy yo para decir cuál es mejor?
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que si Vol free, sería una inmensa putada que todo/as tuvieramos un destino predeterminado. Saludos.

      Eliminar