domingo, 26 de mayo de 2013

Miedo (tercera parte)




Tengo el coche a escasos 10 minutos caminando, vamos...

S: ¿Sabes? Me estoy acordando de la pregunta que me hiciste
   el otro día en el Chat, si tenía miedo...

T: ¿Lo tienes?

S: ¿Quieres saberlo? ¿De verdad quieres saberlo?

T: Claro...

S: Es una mezcla de miedo, morbo, tentación...

Nos subimos al coche y me vendo los ojos,
durante el trayecto, de una media hora aproximadamente,
fue tocándome por encima del pantalón, me puso muy muy cachonda...
Paró el coche y me guió hacia un banco donde me puso de rodillas
a su exposición, yo sólo escuchaba el ruido de la naturaleza
y sus tímidos jadeos mientras me acariciaba el culo lentamente.

T: Tienes un culo como a mi me gusta, redondo, explosivo, exquisito...

S: Por favor, ten mucho cuidado, mi culo es virgen...

Carcajeó durante un rato hasta que dejó de hacerlo
bajándome el pantalón y comprobando que realmente no llevaba bragas.
Yo estaba dispuesta a que me follara por donde quisiera, pero con tacto,
con amabilidad incluso, con cariño, aunque ese cariño fuese desconocido.
Me puso la punta de su polla en mi coño y noté que la tenía durísima...

S: Fóllame, no me tengas así, métemela...

T: Estas equivocada, dulcemente te has equivocado...

Me metió la polla en el culo sin mas y sentí un dolor
como nunca lo había sentido, estaba tan nerviosa que llegué
a marearme mientras me susurraba al oído:

T: Esta es tu equivocación, yo sólo lo hago así...

Me follaba como un animal y el dolor había ido decreciendo
pero aún no lo soportaba, quería que se corriera de una vez...

Sacó la polla de mi culo y guió mi cabeza (yo aún tenía los ojos vendados)
para que se la chupara...
Ahora si pude notar que era enorme...
Me lleno la boca con su semen que salía ardiendo...
Se quedó en silencio y caminó unos pasos, imaginé
que iba a limpiarse, a vestirse quizás...
Escuché el ruido del coche como arrancaba y se iba,
yo permanecí en el banco sentada, semi desnuda,
con la cara inundada y decepcionada, pero, no con miedo.

16 comentarios:

  1. pues yo si sentiría miedo!!
    y lo del culo..... lo he intentado, pero sin éxito...

    ResponderEliminar
  2. Ahora me pregunto, si estaría dispuesta a quedar de nuevo con él.

    ResponderEliminar
  3. Mmmm un final inesperado... Creo que la decepcion es colectiva... Demasiado animal para la primera cita...

    ResponderEliminar
  4. Terriblemente dominante la situación, que seguramente está en la mente y en el deseo de much@s.

    Me encantó! Impresionante relato...

    Saludos azules...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me incluyo, aunque no en el acto...
      Gracias algamarina.
      Saludos.

      Eliminar
  5. Era de esperarse la decepción, ante una situación así.

    Muy intenso Amowhor, excelente relato

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Y AHORA COMO VUELVE A CASA???
    MIRA QUE DEJARLA ASÍ, SIN MÁS,,, ALLÍ SOLA.

    SALUDOS AMOWHOR!!!

    ResponderEliminar
  7. :O continua? dime que si!!!!! cada vez soy más seguidora de tu blog amowhor, es algo superior a mi ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí termina el micro relato, Calentita, jeje.
      Gracias por el seguimiento.
      Besos.

      Eliminar
  8. ¡Vaya! He de admitir que no me esperaba el final de esa manera, me ha impresionando bastante. Yo me habría quedado en estado de shock, pero con miedo no, eso seguro. El miedo sería algo diminuto después de una situación así.
    Has conseguido que me estremeciera, pero no sé si por el morbo o por el estado de la chica. Pero me ha encantado como lo has redactado todo y el final inesperado :)

    Un beso fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Nana, viniendo de ti, es un orgullo, tu si que sabes redactar...
      Besos.

      Eliminar