jueves, 13 de marzo de 2014

Trastero


Éramos dos jóvenes con ansia de mordernos, devorarnos,
poseernos, multiplicar los gemidos uno encima de otro.
Éramos la misma persona...
Y este día había comenzado bastante caliente como casi todos,
bajo los dedos de un teléfono un mensaje tras otro mensaje
cargados de morbo, lujuria, dulzura y posesión.
Un cóctel que la mente transformaba en un arma bastante difícil de controlar.
Cuando quieres y deseas a una persona imaginando
que esto mismo no tiene fin,
es un sentimiento que ni siquiera el silencio, puede superar...

- ¿Tan caliente estas?

Le pregunté eso, a pesar de saber la respuesta, porque me encantaba
ese tipo de juego, donde la emoción pisaba a la verdad.

- Estoy que no puedo más, ya lo sabes...

Puse emoticonos en formo de dudas. A continuación me envió una
foto con las piernas abiertas y tenía puesto unas braguitas
de rayas blancas y negras empapadas por el calentón, debajo el texto:

- Ves, como me pones, así me pongo por ti.

La situación era un poco delicada porque era de día y
no teníamos ningún sitio donde ir...

- Tengo que hacer algo para solucionar esta situación. ¿No crees?

- Haz lo que quieras, pero ven y penétrame de una vez o deja que me masturbe...

Entre signos de exclamación puse...

- Jamás!!!! Y a deberías saber que no puedes hacerlo tu sola.

- Pues sólo se me ocurre una idea, ya que está mi padre aquí en casa,
  que nos subamos al trastero.

- ¿Al trastero? ¿¿Es grande?

- Si, es muy grande aunque está bastante lleno de cosas.

La idea no me llenaba del todo, nosotros necesitábamos un sitio
amplio, cómodo. Pero al final, llevado por la calentura,
cogí la moto y subí en tiempo record. Recuerdo que cuando paraba
en los semáforos y la moto sonaba menos, escuchaba los pitidos
de los mensajes del teléfono, víctima de su mojadura...

- No tardes, estoy tan tan deseosa de tenerte dentro...

Cuando llegué, como habíamos previsto, llamada perdida y me abrió el portal.
Subí en el ascensor y la idea, la situación me excitaba tanto que se me iba
poniendo dura.
Subí las últimas escaleras de acceso a los trasteros y el único que está abierto
era el de ella. Entré y efectivamente era un trastero enorme, como
una habitación pero tenía muchas cosas.
Sus ojos chispeaban delirantes de emoción,
con esa sonrisa  que dibujaba mi deseo victima de
la más absoluta perfección.
Me cogió la cara con sus dos manos y me besó con un ansia,
que ahora imposible de olvidar, aquí intento narrar...
Sus ojos consumían mi hambre por ella,
la melodía de sus párpados besaba mis ojos al mirarla,
al mirarla una y otra vez...

Estaba vestida con un pijama blanco de adornos juveniles
y me encantaba meter las manos por debajo y ver que efectivamente,
estaba muy muy caliente.
Así mismo de pie, se dio la vuelta, se agachó para apoyarse en una
de las cajas, se bajó el pijama y bragas y dijo entre jadeos...

- Fóllate lo que quieras de mi, SOY TUYA, pero hazlo por favor...

Su entrega, aunque no inédita, era el resultado del cariño,
de la ternura, de cientos de días y sensaciones,
de millones de minutos con su alma en mi pensamiento.
Estaba excitadísimo por aquel momento y decidí entrar
dentro de ella...

Puse la punta de mi polla durísima en su coño, sin meterla,
mientras con un dedo, recorría su espalda, desde su cuello
hasta donde yo estaba "jugando" a ponerla más cachonda, si cabía...
La metí dentro y prácticamente entró sola a
ritmo de un gran jadeo suyo...

- Ohhhhhh


28 comentarios:

  1. Intenso y muy erótico Amowhor, sin duda un relato muy excitante :)
    Feliz noche, un beso

    ResponderEliminar
  2. Y al final no importa el lugar pero sí la compañía y en este caso nadie se puede quejar.
    Un besito Amowhor

    ResponderEliminar
  3. El lugar es lo de menos, cuando hay un calenton, donde sea y cuando sea, todo vale jejeje, o casi todo, aunque te advierto que en mi trastero no vale, porque aunque mide doce metros cuadrados no cabe un alfiler, ya ni se donde estan las cosas. un kaosss

    Que bien escribes cielo, en blogger tenemos unos cuantos escritores que realmente se deberian plantear escribir en serio, porque escriben muy pero que muy bien y tu eres uno de ellos

    besotesssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias adis. Me ruborizo :)
      Verdaderamente los trasteros estan casi todos como el tuyo, y mientras más grandes son, más cosas se tienen!

      Eliminar
  4. Uf, uf, uf.... calentito, calentito... Los mensajes, las llamadas dan mucho juego y son excitantes... Cuando la calentura es tan grande que más da el lugar, las ganas de acabar lo que se empieza a través del teléfono son demasiado grandes.... Y lo has plasmado a la perfección en tu relato... Chapó por tus letras!!! Tienes un estilo muy personal y a mi me encanta!!! :)

    Este relato me recordó a uno que escribí yo... el mío empezaba con una llamada equivocada... jejeje...

    Montones de besinos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Haydeé, este relato es 100 % real :).
      No he tenido el placer de leer el tuyo!
      Besos.

      Eliminar
  5. Un relato verdaderamente erótico y sensual, me voy a pegar una ducha fría, jaja,esta parea mi gusti muy bien escrito ,se desarrolla de forma exacta no le sobra nada me encanta, enhorabuena escritor, y ahora en serio me voy a pegar una ducha uff...
    un abrazo amowhor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que haya sido una ducha de agua fría jose, jajaja.
      Un abrazo majete.

      Eliminar
  6. Cuando empiezas algo y no puedes esperar para acabarlo... y al mismo tiempo no puedes hacerlo... el deseo se multiplica.
    Reconozco que los mensajes del móvil dan mucho juego, aunque no se sea tan joven, jajaja.

    Me ha atrapado la historia. Cada sensación traspasaba tus letras.

    Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa multiplcación del deseo la conoczo perfectamente, es como si te cegara, como si no hubiese nada alrededor, es la magia que hay entre dos personas que atraen infinitamente....

      Besos :)

      Eliminar
  7. Lo que más me gusta es que acuda corriendo al reclamo. ¿Es autobiográfico? ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira por donde no te hacía yo corriendo.
      Hummm...

      Eliminar
    2. Hay circunstancias que lo requieren, lo requerian...

      Eliminar
  8. OCULTOS DEJANDO SALIR SUS DESEOS,,, EL LUGAR NO IMPORTA.
    UN RELATO EXCITANTE.
    SALUDOS AMOWHOR!!!

    ResponderEliminar
  9. Me has dejado con muchas ganas de más. Todas esas ganas que a ella le quitas, a mí se me han quedado en el cuerpo. Da mucho morbo, el juego es excitante y he leído que es 100% real y con más razón para halagarte. Es normal que aunque lo intentes, no puedas olvidar el momento...

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendes perfectamente el concepto Nana, eres buena lectora.
      A decir verdad, podría hacerlo más extenso, pero no suelo medir absolutamente nada cuando escribo :)
      Besos!

      Eliminar
  10. Mmmm, Amow, ocurren tantas cosas en los trasteros... Esconden tantos secretos... que por qué no esconder todos los deseos y placeres. Y si son propios, con mayor motivo.
    Una puede sentir los nervios de él (de ti) y la picardía de ella.
    Besos de Pecado.
    PuramenteInfiel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De trasteros entiendo un rato, llegué a vivir en uno :(
      Y si, efectivamente esconden muchas cosas por su contenido.
      Besos!

      Eliminar
  11. Intenso,muy erótico,y un sitio muy imaginativo para hacerlo,hay se acumula polvo.....y se hechan polvos
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. yo que ultimamente he vivido los mensajes, las llamadas y los encuentros... me he sentido muy en la escena....
    Maravilloso Amo

    ResponderEliminar
  13. muy intenso cargado de detalles, besitos Amowhor, feliz dia

    ResponderEliminar