martes, 22 de abril de 2014

Diario de un pervertido (Clases de baile)


Me apunté a clases de baile salón con la intención de distraerme un par de horas
al día, y de paso, socializarme un poco con la gente, puesto que paso mucho tiempo
en casa. También es cierto que había pasado varias veces por delante de esta academia
y ver entrar a todas esas mujeres me ponía un poco, un poco bastante...
El primer día llegué bastante avergonzado, en realidad, soy una persona tímida, me
cuesta mucho trabajo coger confianza. En este caso fue fácil, con Rebeca, mi pareja
para los ensayos de baile. Tiene 42 años, es bajita y delgadita, como se suele decir
habitualmente "del montón". A mi desde luego que me pone muy caliente, es una de esas
personas que tienen la costumbre de acercarse mucho cuando te hablan, eso me pone aún más,
puesto que la puedo oler, sobre todo al final de las clases, es una mezcla de tímido sudor
y un perfume exquisito. He de reconocer que subo las escaleras del local cuando acaban las clases,
empalmadísimo. Este viernes pasado bajé al súper a comprar la cena y me encontré con Rebeca.

- ¿Comprando la cena?

- Hola, pues si, se ha ido mi compañera de piso de fin de semana y me ha tocado a mi comprar!

- Yo también, vivo solo y siempre vengo a este súper.

Mientras terminé de decirle esto, pensé como coño le puedo decir que se venga a mi casa,
que excusa puedo poner, algo debo de inventar.

Caminábamos por la gran superficie comercial y charlábamos mientras llenábamos nuestras cestas.
Cogió uno de esos paquetes de tortellini y dijo:

- ¿Sabes hacerlos? Yo a la pasta nunca le encuentro el punto.

Ostias, esta es la mía!

- Yo soy un experto cocer pasta, te apetece.... Probarlo hoy en mi casa, podemos cenar.

Esperaba una reacción negativa, cuando mi sorpresa fue escuchar:

- Vale!

Con esa sola palabra que dijo sonriendo, ya se me puso la polla dura...

Intenté por todos los medios cocinar de la mejor manera posible y tenerlo todo preparado
para la hora indicada, las 22 h. Llegó puntual vestida con un tejano azul ajustado y un suéter amarillo,
una botella de vino que pusimos a enfriar en la nevera y unas botas de esas de "chupame la punta".
Cenamos charlando amablemente y la verdad todo iba sobre ruedas...

- Bueno, cuéntame, que sólo hemos hablado de las clases... ¿No tienes novia? ¿Vives aquí solo?

- Pues si, aquí vivo solo y no tengo novia, nadie me aguanta Rebeca...

- Jajaja, me extraña, eres simpático y divertido.

- Quizás hace falta algo más.

- Bueno, también me fijado que casi siempre estas cachondo.

Trágame tierra, no podía creer lo que había escuchado, me puse rojo, amarillo y verde.
Elevé las cejas a modo de sorpresa y después de 10 segundos matadores y silenciosos, dije...

- Te has dado cuenta Rebeca, perdona...

- Si, me he dado cuenta que muchas veces cuando bailamos se te marca el pantalón,
  no se cual es el motivo, yo no estoy tan buena...

- No lo puedo disimular, es la naturaleza, dije carcajeando...

Se puso de pie y se acercó a mi.

Encendió un cigarrillo y me miró amenazante, como si allí fuese
a ocurrir una guerra, una batalla, una pelea sexual, un juego
morboso que mi mente empezaba, poco a poco a recorrer.

- ¿Ahora estas empalmado?

Verdaderamente no lo estaba, pero cuando acabó de decir esa frase, ya está,
ya se me puso dura otra vez. Yo estaba excitado y nervioso al mismo tiempo,
no sabía lo que iba a pasar, esa sensación de intriga me excita...
Se puso de rodillas y me sacó la polla rápidamente.
Miré al techo puesto que sentí que la absorbía toda, con ansiedad.
Después de dos o tres minutos se la sacó de la boca y dijo...

- ¿Esto te gusta? ¿Esto es lo que querías?

Yo aún casi jadeando dije entre ahogos...

- Quiero follarte, meterla dentro de ti.

Se puso de pie, se bajó el tejano y un tanga rojo, estaba depilada entera y
pasando un dedo por el principio de su raja exclamó:

- Estoy segura de que harías lo que fuera por meter esa polla dura en este coñito jugoso.

No podía creer lo que estaba viviendo, me esta poniendo tan tan caliente, que solo atiné
a contestar con la cabeza, repetidamente inclinando la cabeza hacia arriba y hacia abajo
diciendo "si". Cogió su bolso y sacó un strap-on y se lo puso mientras me miraba sonriente...

- Date la vuelta, quiero follarte yo a ti, y cuando acabemos, si aún tienes fuerza, me vas a
follar tu a mi...

Me di la vuelta y me incliné apoyándome en el cabecero del sofá...

- Rebeca, por favor, no me hagas daño.

Efectivamente, empezó haciéndolo despacio y poco a poco fue aumentando el ritmo,
yo quería que se cansase pronto para poder meter mi polla dentro de ella.
Noté que pasaba una mano por mi cintura, y, mientras me tenía ya a 4 patas y me follaba,
me cogía la polla y me empezaba a masturbar. Me excitaba la situación puesto que era
un tira y afloja, estaba claro que quería que me corriera para no follarla yo a ella.
Continuó así varios minutos, mi sensación era agridulce. Cuando por fin se canso...

- Muy bien, ahora te toca a ti...
Me tumbó en el suelo boca arriba y antes de sentarse encima
de mi para que por fin, la follara yo a ella, empezó a meneármela una y otra vez, de menos a
más, esto ya me gustaba muchísimo más, ya no me estaba follando por detrás y no me incomodaba.
No aguanté, me corrí mientras se la metía en la boca como si fuera un manantial para una sedienta.

- Estaba segura de que harías lo que fuera para follarme, dijo entre carcajadas....

22 comentarios:

  1. Ya echaba de menos a este pervertido... Ay que cosas le pasan a este chico!!!.... jajaja...
    Me gusta tu forma tan natural de describir y de dar detalles... es muy fácil imaginar la historia y sentirla como si fuese real... :)
    Él aguantó el tipo para poder meterla... pero ella era muy lista!!!
    Al final no se la folló... ainsssss...

    Muchos besinos!!! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le pasa de todo menos "lo bueno" Jajajaja.
      Besos Haydeé

      Eliminar
  2. JEJEJEJE... PERO LA PREGUNTA ES,, QUE PASÓ DESPUÉS,, LLEGÓ A FOLLARSELA??
    UN GRAN SALUDO AMOWHOR!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por lo visto no, a no ser que haya una segunda parte :)
      Un saludo LORD.

      Eliminar
  3. jajaj esta genial, me dejan dudas, pero estuvo divertido....feliz martes!!!

    ResponderEliminar
  4. Voy a quedarme un rato más hurgando.

    ResponderEliminar
  5. Este pervertido tiene un puntazo que no veas. Es divertido, divertido y tiene un punto de timidez subliminal que me encanta. Lo cierto que es que tiene un arte para que las cosas se las pongan "a huevo" que clama el cielo.
    Besos de Pecado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un hombre con una suerte agridulce, precisamente por eso, para que las cosas se le pongan fáciles, pero luego se le tuerce todo.
      Besos :)

      Eliminar
  6. Ah, ¿pero eso no es follar? :P

    Mira que he ido a clases de baile, y yo no me pondría el artefacto ese... pero nada, ¡que sosainas, dios mío!
    Bicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, dicen que hay que probar "casi de todo"
      Biquiños!

      Eliminar
  7. Este pervertido me encanta, ese punto de timidez lo hace muy dulce.... Follar como el desea no se si lo conseguirá pero hacerme reír siempre

    Un besazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algún día follará, estoy seguro, jajaja.
      Besos Felina.

      Eliminar
  8. no me ha quedado claro... se la folló o no?? parece el cuento de "el follador, follado"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ella a el si! Justo lo que has dicho, el follador follado.

      Eliminar
  9. Me he reído bien a gusto, como siempre que leo a mi pervertido favorito jajaja
    En serio, Amowhor, cada vez que escribes algo de él te superas. No solo me transmites un toque de humor negro, sino que los puntazos morbosos me transportan a los ojos de él. Siempre lo digo; lo que no le pase a este pervertido...

    Muchos besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Nana, en realidad, si el existiera, me llamaría cabron, por no dejarle sentirse realizado, jijiji. Me alegra que te haya gustado.
      Un besazo.

      Eliminar
  10. Pero al final se la metió o no...?? Pobrecito con todo el empeño que puso, :p

    Se mete en cada fregao el pobre... porque anda, que ella no va descalza. Menudo ojo...

    Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al final se la metió ella a el! Jajajaja.
      Besos.

      Eliminar
  11. Pero al final se la folló?, creo que es la pregunta del millón¡¡¡... jajaja...pobre¡¡
    Por fin he tenido un ratín para investigar por aquí y chafardear por tu espacio... he de decir que tanto cada texto, como cada imágen, como todo el blog, están cargados sobre todo de naturalidad.... y éso me encanta.. con tu permiso me quedo por aquí..
    Un besazo¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al final, el se quedó con las ganas!
      Estas en tu casa Amando, pasa hasta la cocina y sírvete tu misma :)
      Un beso.

      Eliminar