martes, 15 de abril de 2014

Mi girasol

“El emperador Carlomagno se enamoró, siendo ya viejo, de una muchacha alemana. Los nobles de la corte estaban muy preocupados porque el soberano, poseído de ardor amoroso y olvidado de la dignidad real, descuidaba los asuntos del Imperio. Cuando la muchacha murió repentinamente, los dignatarios respiraron aliviados, pero por poco tiempo, porque el amor de Carlomagno no había muerto con ella. El Emperador, que había hecho llevar a su aposento el cadáver embalsamado, no quería separarse de él. El arzobispo Turpín, asustado de esta macabra pasión, sospechó un encantamiento y quiso examinar el cadáver. Escondido debajo de la lengua muerta encontró un anillo con una piedra preciosa. No bien el anillo estuvo en manos de Turpín, Carlomagno se apresuró a dar sepultura al cadáver y volcó su amor en la persona del arzobispo. Para escapar de la embarazosa situación, Turpín arrojó el anillo al lago de Constanza. Carlomagno se enamoró del lago Constanza y no quiso alejarse nunca más de sus orillas.” 

- Italo Calvino -

Abro la ventana y entra lentamente el sol,
 abro el alma y entre lentamente un girasol,
  con esa sonrisa infinita que me inunda,
   (mi tango de Gardel, mi octava maravilla)
    con esa magia que un duende a mi lado...

     Un regalo y hemos brindado
      con la espuma de tus ojos y un jardín,
       que nace y crece a tu alrededor,
        (sepa Usted que yo ya no tengo cura)
         mis besos, tus caricias, mi girasol...




13 comentarios:

  1. Carlomagno era un personaje muy particular.
    Cuida del girasol para que se abra cada mañana al nacer el sol.
    Besos de Pecado.

    ResponderEliminar
  2. Ainsss que tierno te veo en esta entrada... me gusta mucho!!! :)
    Carlomagno era especial es cierto... Y tus letras hoy son preciosas... Que ese girasol se mueva cada día en busca de tus rayos!! :)

    Muchos besinos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Haydeé, yo intento iluminarlo :)
      Besos!

      Eliminar
  3. CUANTO ROMANTICISMO,,, :)
    UN GRAN SALUDO AMIGO AMOWHOR!!!

    ResponderEliminar
  4. Suena a Melendi... ahi me has ganado :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los paréntesis son de la letra "tu jardin con enanitos" Es una larga historia....

      Eliminar
  5. Un amor, sin duda, ciego. Una pasión que dura más que el enamoramiento. Encantamiento o no, sigue siendo muy particular y digno de mencionar. Carlomagno era el girasol que seguía el rayo de luz del diamante que brillaba allá donde estuviera.

    Muchos besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Nana.He querido mencionar esa fábula porque se asemeja bastante.
      Besos!

      Eliminar
  6. no conocía la historia....
    los girasoles son muy alegres, los identifico con el verano y su calma

    ResponderEliminar
  7. Bonita historia, aunque algo macabra...

    ResponderEliminar