lunes, 20 de octubre de 2014

Letras desde el infierno ( capítulo VI )

Humedad, me siento apagado, la luz no se abre nunca en
el exterior ni en mi interior, los días son martillazos...
Y mi pensamiento, como siempre, rebosa en ti, en la sonrisa
tan vergonzosa y juvenil que me acompañó en esta ocasión,
a comprar unos zapatos a unos grandes almacenes.
Mi deseo hacía ti no tenía límites y en uno de los baños
nos entretuvimos bastante tiempo. Apoyaste tus manos en la pared
para que te follara por detrás salvajemente. Sin embargo,
quise penetrarte despacio, suavemente, de menos a más,
sintiendo tus glúteos chochar en mis piernas, ya con un ritmo
infernal, tus gemidos explotaban como fuegos artificiales,
mis manos recorrían tu espalda arqueada, hasta el final,
hasta aquel final al que no queríamos llegar...



18 comentarios:

  1. Y van 6 y espero que sigan mil más... porque los recuerdos de este hombre se cuelan entre la memoria y arrastran. Un recuerdo que empieza dulce y acaba donde no querían, más allá del final en el cuarto de baño... más allá de ellos... y yo me pregunto, recordará ella los momentos tan vividos como los recuerda él? es más, los recordará aunque sean a pequeñas pinceladas?

    Muchísimos besinos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es una duda bastante existencial, no sabemos si ella tiene el mismo recuerdo.
      Aunque por la aparente intensidad, todo hace indicar que si!
      Besos Haydeé.

      Eliminar
  2. Suenan intensos los recuerdos... pero éstos le martirizan tanto que, curiosamente, le dan cierta esperanza.
    Besos de Pecado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Tu crees? Yo le noto rendido, pesimista, no sé....
      Besos!

      Eliminar
  3. Que recuerdos en los baños....qué grande es cuándo nos calan tanto los momentos que somos capaces de recrearlos una y otra vez.... un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al paracer le han calado muy hondo a este tipo :)
      Besos

      Eliminar
  4. estas cosas no las puedo leer peleada con mi marido.... que calores!!

    ResponderEliminar
  5. Ya, al fin me puse al día, vengo desde el I.
    Los recuerdos de sexo, de besos (500 y contando), de roces, de miradas, etc., se sienten en la piel, lo transmites así. Pero lo que hay detrás, el sentir y la añoranza... eso lo sentí en el alma.
    Mira... tus recuerdos son desde el infierno, los míos apenas van trepando hacia él, como el nombre de mi blog.

    Me han tocado mucho tus palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por leerme.
      Los recuerdos de este hombre vienen desde el infierno, porque está encarcelado.
      Espero que los tuyos, vayan poco a poco, hacia donde tu quieras.
      Un saludo!

      Eliminar
  6. Este recuerdo, para mí, fluye con más erotismo que los anteriores, mezclado con la pena de recordar que ojalá ese final no hubiese llegado nunca.
    Yo estoy como Haydeé, también me pregunto qué será de ella.
    No sé si serás consciente de lo mucho que me tocan estos textos, esta historia en sí. Yo vivo mucho en el pasado, recuerdo demasiadas cosas, pero aun así tengo un camino por delante... Pero la empatía que tengo con este hombre me remueve entera. Es como una triste melodía que al mismo tiempo que te saca una leve sonrisa, te hace llorar.

    Un fuerte beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Va a ser difícil preguntarle a ella, creo que está demasiado lejana de el, pero bueno, nunca se sabe!
      Gracias Nana.
      Besos!

      Eliminar
  7. Aunque el final es delicioso, nunca deseado.
    Ojalá siempre se tardará en en llegar.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Esos recuerdos desde el infierno en el que está tu protagonista son parte de su vida, y por eso fáciles de compartir y poder disfrutar aunque sea en soledad, son tan intensos que seguro que puede vislumbrarlos y volver a disfrutarlos. No pensemos que haya un final siempre puede haber otra oportunidad.
    Un abrazo.
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que existe otra oportunidad, otra cosa, es que el, tenga acceso a ella :)
      Besos.

      Eliminar
  9. Y alargar el placer con la lentitud es de sabios...

    Besos: 4

    ResponderEliminar