domingo, 5 de octubre de 2014

Letras desde el infierno (capítulo IV )


La oscuridad forma parte del día a día, cada vez me gusta
menos. La mente retrocede y retrocede, esta vez hasta aquel
día que fuimos a aquella playa. Tus ojos brillaban danzando
verdes y felices, en la parte de la izquierda, había un pequeño
monte al que fuimos a buscar un poco de silencio, de complicidad...
La hierba permitía tumbarnos, escondernos y alejarnos del ruido,
esa verde, la misma que tu espalda acariciaba, te tumbaste
y abriste las piernas en forma de entrega. Yo encima de ti, notaba
tu aliento golpear en mi boca, mientras cada vez más adentro y
más rápido, nos servíamos, nos nutríamos, nos alimentábamos
de lo que más (entre otras cosas) nos gustaba....


21 comentarios:

  1. la entrega es el acto de fe más bonito que pueda haber en una pereja.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exactamente, sobre todo cuando la entrega es total.

      Eliminar
  2. Ahhh eses recuerdos nos hacen más felices...
    Buenísimo volver acá para leerte....
    Un abrazo del amigo "brasiler"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vamos hombre... vamos a postar!!!
      Anda a trabajar..... yá te cansastes de las vacaciones?

      Eliminar
    2. Ya por aquí de nuevo si! Un abrazo, amigo.

      Eliminar
  3. Hermoso recuerdo pasado de entrega... que alimenta los días presentes...
    un beso!

    ResponderEliminar
  4. Nutrirme de tu boca, de tu aliento, de cada pedacito de tu piel, gota a gota, despacito, saciarnos del delirio de nuestros cuerpos y nuestros actos, teniéndonos, amándonos, siendo uno, sintiendo…

    Tus letras inspiran…un placer alimentarme con ellas ;-)

    Bsos y feliz inicio de semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ginebra, un honor viniendo de ti )
      Besos, feliz semana!

      Eliminar
  5. Creo que cada vez necesito saber más y más de este hombre. Me metería en la historia si pudiera para preguntarle todo lo que pudiera sobre su pasado, para preguntarle cómo se siente ahora... todos los detalles. Siempre me dejas con ganas de más.

    Muchos besos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los tragos son cortitos Nana, dicen que lo bueno viene en frascos pequeños, jejeje
      Besos!

      Eliminar
  6. la obscuridad propiciaba el goce y disfrute.

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Cuando los recuerdos caen sobre nuestra mente a cuentagotas... poco a poco, cada día un retazo, cada día una caricia, cada día un beso o un momento o un simple olor... y pum... se revive despierto... ufff... tremendo este relato de verdad...
    Y cada día más enganchada...

    Muchos besinos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto Haydeé, cualquier cosa nos hace recordar, un olor, una canción, etc...
      Besos!

      Eliminar
  8. La intensidad del pasado a veces no nos deja ver la realidad del presente, disfrutar de él y dejarnos llevar pero no siempre es negativo recordar. Es como soñar. Soñar nos mantiene activos y vivos, pendientes de detalles que de otra forma nos podrían pasar inadvertidos.
    Besos de Pecado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si nos quedamos con lo bueno del pasado, siempre es positivo recordar.
      Besos cielete

      Eliminar
  9. Revives en tus letras la entrega y el placer.. Beso

    ResponderEliminar
  10. Cada letra un recuerdo, un placer...

    Besos: 2

    ResponderEliminar
  11. El placer es mío, por tu visita :)
    Besos

    ResponderEliminar