lunes, 17 de noviembre de 2014

Letras desde el infierno ( capítulo X )


No hay diferencia entre la noche y el día,
tampoco entre las 10 de la mañana y las 10 de la noche,
siempre suele ser lo mismo aquí dentro. La extrañeza
de que, a pesar de ser una persona infinitamente inútil,
muchas cosas caminan hacía ti, sin saber donde coño estas...
.
Eras capaz de volar en el cielo más alto,
eras lo más humano, lo más divina, mi dulce protegida..
¿Sabes? Siempre odié cualquier tipo de despedida.
Aquí no hay diferencia entre la guerra y tu ausencia,
entre los besos diurnos y los 500 nocturnos de deuda interior.
Jugábamos a detener el tiempo,
tu a vencer mis sueños,
yo a violar entre singulares algazaras tu mente,
no se, verdaderamente que merecía,
yo no jugaba, yo vivía, yo vivía...


24 comentarios:

  1. Fuerte. El sentimiento de nulidad es muy duro....jugar con el tiempo, el tiempo que no pasa.... y o se ve ninguna diferencia entre las horas del dia...entre el sol o la luna....
    Difícil vivir así...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo has interpretado perfectamente. Por no decir exacto.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Dificil si, más muchas personas lo hacen ¿como? , ¿lo hago yo tambien?, pues creo que si, por entenderte sin esfuerzo alguno, tal vez que lo lleve a mi terreno.
    ¡genial¡

    Besos muchos,

    tRamos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Tramos, me alegra que se entienda así de bien.
      Besos!

      Eliminar
  3. Hoy no te voy a dejar un ladrillo porque no es un buen día, ando corta de palabras y de sentido común... aunque cuando nos falta el sentido común se pueden escribir grandes cosas... Uf... Tu entrada de hoy... este hombre... esa alma atormentada por el pasado, porque cada vez veo más dentro, cada vez muestra más esa parte de miedo que todos guardamos más al fondo para que no se vea... No diferenciar la noche del día, la soledad de la vida... son duras tus letras hoy, muy duras....

    Muchos besinos grandes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, es cierto que cada vez se va adentrando más en su propio pensamiento, cada vez,
      sus viajes en su interior son más intensos...

      Espero que vaya mejorando tu día poco a poco Haydeé.
      Besos!

      Eliminar
  4. "Llenaba espacios inimaginados,
    un solo beso lo podía todo,
    hacía que el mar de algún extraño modo le hiciera caso;
    llegaba a sitios donde nunca antes
    había pisado corazón alguno,
    el paraíso de los inmortales lo vimos juntos......"

    Torturándose en los recovecos de la memoria.
    Torturándose porque, a veces... que más hay ya por hacer cuando el reloj optó por no volverse a mover...?

    ResponderEliminar
  5. Estados límbicos, donde no se sabe si se vive o se hiberna...UN abrazo
    Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que hiberna más que vive en este caso.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Leo palabras muy tristes, pero, no es cuando llegamos a ese estado de no saber distinguir los minutos de las horas...Cuando empezamos a darle cuerda a un reloj que nos da un nuevo espacio en el tiempo...

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una mezcla de tristeza, angustia, arrepentimiento e impotencia, un cóctel peligroso...
      Saludos.

      Eliminar
  7. pues parece que yo soy como ese rehén que tienes aquí.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exagerada!
      Acuérdate que te beso en vez de cachete ;)

      Eliminar
  8. Tu personaje descubre que en su interior existe otra vida digna de vivirse, aunque no distinga entre el día y la noche, solo el saber que hay algo que es solo suyo, como es el pasado vivido le tiene que ayudar a continuar en ese estado de lamentación que acapara su vida.
    Besos .
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es así en realidad Puri, es otra vida en su interior, exterioriza en letras, letras desde el infierno.. :)
      Besos.

      Eliminar
  9. Hay mucho sentimiento descubierto en este texto. Parece que reina todo por igual, pero sin embargo ese "yo vivía" me ha transmitido que, pese a todo, no hay arrepentimiento. Si el infierno de la añoranza es el destino por haber vivido con intensidad, lo mejor que se puede hacer es entrar por la puerta grande y aprender a vivir en él.
    Al final todo se limita a saber convivir con nuestros propios demonios...

    Muchos besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que le sería dificilísimo entrar por esa puerta grande. No sé...
      Quiero decir que teóricamente es fácil, posiblemente no le quede otro remedio.
      Precisamente por eso que dices al final, la otra cara opuesta, me dijo en cierta ocasión:
      "No queda otra alternativa que aprender a vivir así"
      Es cruel y real.....

      Besos!

      Eliminar
  10. Me quedo conque fue una hermosa vida.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Tristes tus palabras, muy sentidas

    te invito como Slave , me gustaria me visitaras

    Un beso y feliz dia

    ResponderEliminar
  12. No quiero saber que es sentirse así, sin tiempo, con todo el tiempo...

    Besos: 6

    ResponderEliminar