sábado, 21 de febrero de 2015

Mis cosas

A veces, en la vida, uno no sabe como reaccionar ante una situación,
independientemente de nuestra edad, no vemos claro como actuar,
y esta era la situación en la que yo me encontraba, unos tres o cuatro
años atrás. Ella trabajaba en uno de esos grandes almacenes,
yo tenía la duda si ir allí con la excusa de que había dejado algunas
cosas en casa.
Verdaderamente, no sabía como ella iba a reaccionar,
apenas la vi enfadada en todos los años que juntos
estuvimos, no esperaba algo así, la verdad...
Decidí atacar y presentarme en el lugar.
Para hacerlo más "agresivo", no esperé a que cerraran, entré y pregunté
a un compañero suyo...

Ella estaba en la trastienda, trabajando, cuando salió y me vio allí,
sus ojos se agrandaron y una disimulada sonrisa destacó...

- ¿Que haces aquí?

Nunca llegué a decírselo, con aquel delantal, aquel gorro, y en aquel
lugar, estaba horriblemente desagradable, visualmente hablando, pero era ella,
era mi princesa, mi alma gemela...

- Quería recoger alguna cosa que dejé allí en casa, un amplificador, etc...
- Cuando quieras!!!

Salí de allí con una felicidad interior que abrumaba mi cuerpo,
comencé a caminar y a pensar, mi plan había salido estratégicamente, perfecto,
y, sin miedo a equivocarme, aquellos ojos me decían algo, hablaban
del cariño, del Amor, de que todo lo vivido no era suficiente,
si, con una mirada, os aseguro que se puede decir todas esas cosas, y muchas más...

Al día siguiente fui su casa y amablemente,
me ayudaba a recoger cosas, me senté en el sofá
y liando un cigarrillo escuchaba como ella me hablaba de su vida actual,
sus alegrías, sus agobios, etc.
Allí sentado, exhalando humo y mirándola, me sentía en el pasado,

en aquella felicidad masticada lentamente para saborearla.
Se sentó junto a mi, y ya hablando de nosotros...
Su cariño se entremezclaba con el aire que respirábamos allí,
con cualquiera de las palabras que pusiéramos decir, al menos,
era lo que yo sentía.
Aún hoy en día, me sigo preguntando, como una persona, es capaz de
derramar tanta magia sin apenas hablar...
Estábamos de pie, entre risa y risa, cogí su cintura, acerqué
mi boca a su cuello, ella reticente...
- Déjame, no podemos caer otra vez en la trampa.

Tenía toda la razón del mundo, aquello era una trampa de nuestro deseo,
de nuestros cuerpos que, cuando se juntaban, creaban la octava
maravilla del mundo en apenas unos minutos, simplemente, la perfección...
La duda era si podía más nuestro deseo o la coherencia, mientras ella
susurraba...
- Dios, me gusta tanto que me cojas así, me siento tan, tan a gusto.

Besé "eternamente" su pelo corto,
para que nunca se acabara esa suavidad y mi tacto,
dos socios más que socios, besé también sus mejillas sonrojadas,
cogí sus manos

para apretarlas y decirle con este gesto... "Pueden más las ganas"
Me excité muchísimo, ella lo notaba en su culo, elevaba la cabeza
al notarlo todo...
- Me estoy poniendo muy caliente, deberías parar de rozarte así.

Me resultaba imposible decirle que eso, ya era imposible,
su debilidad y mi sueño desmenuzaban todo ese tiempo de espera
y desespera, de noches sin dormir, de espejismos en las calles...
Poco a poco, se puso "DE RODILLAS" en aquél sofá y bajé su pantalón,
su ropa interior, entré en su cuerpo como un tsunami de cariño
enloquecedor. En aquel momento sólo queríamos quedarnos así eternamente,
disfrutar el momento, la posesión de dos personas que, de nuevo,
volvían a unir algo más que dos cuerpos, detuvimos el mundo para nosotros dos,
aunque sólo fuera unos segundos, unos minutos, la tierra dejó de girar,
para que nosotros, victoriosos, viajáramos a otra órbita....

32 comentarios:

  1. En un espacio sólo para dos, donde todo es perfecto
    Un beso AMOWHOR

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es querida Ame, cuídate mucho.
      Besos.

      Eliminar
  2. Empezó de forma sencilla, y culminó en una gran final.....
    Muy dulce y apasionada la história!!!!

    ResponderEliminar
  3. Interesante relato (¿de ficción?) que parece esconder muchos visos de realidad.

    Pero independientemente de esta circunstancia; viendo el feliz desenlace que proporcionan tus letras; no hay duda de que a tus personajes... "les sienta bien Alimerka" ;)

    Un fuerte abrazo y que tengas la fortuna de disfrutar de un feliz (aunque lluvioso) finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Real 100% en este caso. Y precisamente, el encuentro fue en uno de esos supermercados, de ahí, el logo :)
      Un abrazo, buen finde.

      Eliminar
  4. El encuentro entre dos amantes, que no pusieron punto y final, solo unos puntos suspensivos... Quizá la química entre ellos es tan fuerte que están condenados a vivir un eterno Amor entre cortado...

    Me ha encantado leerlo.
    Un saludo AMOWHOR.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que cuando la intensidad entre dos personas es tan elevada, nunca existe un punto final. Gracias Rayito.
      Saludos.

      Eliminar
  5. Sencillamente Genial!!
    Gracias por compartir estas cosas tan guapas y excitantes..
    Salú y Enhorabuena! :)

    ResponderEliminar
  6. A veces da igual el tiempo que pase, pueden ser semanas, meses, incluso años... la persona que te hizo sentir tanto, al volver a verla, te hace sentir lo mismo. Olvidamos todo, que la vida después del encuentro sigue, que quizá nos sintamos más solos después, pero ese presente lo vivimos como si el mundo fuese a terminase.
    En ocasiones pienso que es un comportamiento masoquista del ser humano donde encontramos un placer que nos hace vivir durante unos instantes que pueden ser eternos.

    Me ha gustado el texto porque he visto algo de mí en él. Supongo que por esa situación habrá pasado mucha gente también.
    Burbujea sentimiento.

    Un beso muy fuerte :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Precisamente porque has visto algo de ti en esta historia, sabes perfectamente expresar con tus comentarios lo que quiero quiero decir cuando escribo, en definitiva, lo que siento, que normalmente, es lo que pongo por aquí.
      Besos Nana :)

      Eliminar
  7. A veces pensamos demasiado....ojala nos dejasemos llevar mas a menudo.... a pesar de las consecuencias...qué coño? Si se tienen ganas uno del otro por qué le damos tantas vueltas????....yo...con lo que estoy viviendo...igual estoy loca pero no cambiaría segundos mágicos de placer por toda la cordura del mundo...
    un beso amowhor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa pregunta me la hago yo con mucha frecuencia Amando. sin encontrar respuesta.
      Besos, gracias por la visita.

      Eliminar
  8. Tengo la sensacion de que se habra dejado olvidadas "algunas" cosas mas.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. dos almas gemelas...
    a mi ya no me sirven de nada esos encuentros si después de la alcoba me dejan como un tímpano de hielo.....
    creo que me voy a dedicar al amor propio....
    besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más que dos almas gemelas, yo diría, dos almas eternas.... La eternidad de los momentos dependen de nosotros.

      A ti te voy a poner las pilas yo!
      Beso.

      Eliminar
  10. Cuando se olvida de algo es porque va a volver, aunque traten de evitar el encuentro seguro que los dos están deseando volver a unir sus cuerpos,y sentir como se detiene el tiempo a su alrededor,pero lo malo viene después cuando se dan cuenta de la realidad y que solo fue un encuentro casual motivado por el olvido.
    Besos y feliz semana .
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una buena lectura Puri, besos, feliz semana.

      Eliminar
  11. La Tierra, el tiempo, el universo entero detenido.
    Eso es alcanzar otra dimensión!
    Pero... ¿te llevaste lo que ibas a buscar? ¿ O habrás de volver d enuevo? ¿O te lo llevará ella personalmente?
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, si me lo llevé , pero esas cosas carecen de valor :)
      Un abrazo Ulyses.

      Eliminar
  12. Adorei o blog, já o sigo!
    Passa no meu e deixa um olá*

    ResponderEliminar
  13. Dónde hubo fuego... siempre quedan brasas.
    Me ha gustado tu entrada.

    Besos y feliz lunes, AMOWHOR.

    ResponderEliminar
  14. Que bonito!!
    Si es que no se puede remar con el viento en contra...
    Besos AMOWHOR :-))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo que yo digo siempre.... Y no hay manera!
      Besos Itzalak.

      Eliminar
  15. Belllisimo, me ha hecho recordar lo que creí olvidado y ¡me he estremecido!
    Felicitaciones.

    Un abrazo y feliz semana AMOWHOR

    ResponderEliminar