miércoles, 29 de abril de 2015

Cuando paso por tu puerta

Lleno de un siglo de ocasos  
de una tarde azul abierta,
hundo en tu puerta mis pasos
y no sales a la puerta.

En tu puerta no hay ventana
por donde poderte hablar.
Tarde, hermosura lejana
que nunca pude lograr.

Y la tarde azul corona
tu puerta gris de vacía.
Y la noche se amontona
sin esperanzas de día.


- Miguel Hernández -

20 comentarios:

  1. Grande Miguel Hernandez... Has escogido una poesía preciosa.

    Que te encuentres las puertas siempre abiertas.

    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá sea así Carmen, gracias por la visita.
      Beso.

      Eliminar
  2. Me encanta el juego de palabras.

    Mil besitos, AMOWHOR.

    ResponderEliminar
  3. Preciosos y musicales versos! Gracias por compartir...
    Me encanta estar aquí y, jajaja, ¡ aquí me quedo, si me lo permites!

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Muy grande Miguel Hernandez sip... y precioso poema el que nos dejas... dan ganas de arrancar la puerta para que ambos se puedan hablar...
    Muchos besinos... Feliz puente, finde... :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es para que se hablen, pues arrancarla no estaría nada mal.
      Beso!

      Eliminar
  5. grande Hernandez..... y los azules me apasionan.....
    besos dulces....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Azules de color o de Príncipes? Espero que sea el color, ejem....
      Besos.

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. Cierto :)
      Me alegro mucho de verte por aquí, ya lo sabes.
      Besos :)

      Eliminar
  7. Un romance que el poeta escribió en esos días de oscuridad en una celda, creo recordar. Un poema de un amor inalcanzable como es la libertad, de versos preciosos, sí, pero con la amargura detrás. Transmite anhelo, tristeza y emociona saber que, pese a su encarcelamiento, escribió... se expresó y a día de hoy nos sigue transmitiendo eso y mucho más.

    Un beso fuerte :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no te sabría decir si lo escribió estando en prisión, es posible. Dió mucho si el encarcelamiento, literalmente hablando.
      Besos Nana.

      Eliminar
  8. Enorme es Miguel Hernández.... y este texto es precioso... y tan real como la misma vida... en todos los sentidos nos encontramos puertas cerradas a menudo...
    Ójala se te abran las puertas...
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, a veces las puertas no depende de uno mismo, pero la ilusión está por encima de todo....
      Beso grande :)

      Eliminar
  9. que buena imagen que lo ilustra bien !!

    ResponderEliminar