sábado, 29 de agosto de 2015

Return

Una vez escuché decir a Ariel Rot, que, sin la música tendríamos muchos más motivos para volvernos locos. Pues este verano ha sido, en cierta manera, así, muy musical. Lleno de bandas sonoras que me han conducido por los caminos exactos (Ya era hora). Quizás influye bastante, la gente de la que me rodeo, en ese sentido, me siento afortunado.
Así que, después de noches interminables fumando música y bebiendo cientos y cientos de litros de caminos correctos, aquí estoy de nuevo.