viernes, 18 de septiembre de 2015

El niño


El tímido silencio de tus labios al besar,
 el cruel crujido de tus pasos al caminar,
   desde la más profunda lejanía,
     murmullo de mar cantábrico, olor de azahar...
       Beso tus suspiros sin haber aprendido a besar,
         soy el niño que sueña sin haber aprendido a soñar.

           El tímido sonido del viento al verte partir,
            el cruel rugido de tus tacones riéndose de mi,
              boca en llamas, ausencia de ti, faltaron tantas palabras...
               Beso tu fuego sin haber aprendido a quemar,
                soy el niño que jugó a perderte,
                 sin ser consciente del resultado final.




A.W.

martes, 8 de septiembre de 2015

Frases

                 " Las cosas más triviales se vuelven fundamentales "


- Bunbury -

miércoles, 2 de septiembre de 2015

Nena

- Buenos días Nena, todo ok?
- Buenos días, siiiiiii, me voy a caminar!
Me despertaba todas las mañanas con sus buenos días, vía whatsaap, con uno de esos
emoticonos de cara sonrojada. Yo contestaba con la misma o incluso, más ilusión aún.
La verdad es que cada detalle, cada palabra, incluso cada gesto! Era analizado para mi siguiente
frase... Esto suele ocurrir cuando estas haciendo algo que te gusta, te gusta mucho...
La condición hasta el momento, fue que yo era un hombre invisible, sin cara, el cual, palabras textuales, la tenían todo el día "Súper Rucada". En realidad, me encantaba, llamarme malo...
Unos ojos azules, para mi gusto, adictivos, muy adictivos, dejaban entre ver una cara de buena persona, de saber bien lo que es la vida. Supongo que esto también se dice después de conocer a la persona, no hay mucho secreto en ese sentido. (Tiempo después, después de conocerla, comprobé que los Ángeles si existen)
Cuando transcurren cientos o miles de conversaciones alrededor de un deseo, dos personas, una sensación nueva, todo ese cóctel, tiene un resultado que progresa a diario...
El caso es que su morbo de verme y mi hambre por ella crecía enormemente...
- ¿Cuanto tiempo me vas a tener así? No puedo estar día si y día si cachonda, sin que me uses de una vez...
- Todo a su debido tiempo, contestaba yo entre" jas jas jas"
Ese juego me encantaba, a pesar de tener mucha ventaja, me encantaba, llamarme egoísta también, pero bueno, dos no juegan si un@ no quiere.
Yo planeaba el día perfecto, el encuentro más excitante posible, el controlar su orgasmo de días antes, su tiempo, mi tiempo, toda una serie de circunstancias que coincidieran y una vez allí, todo saldría rodado.
No quiero engañar a nadie, no es fácil, cuando deseas algo con tantas ganas, se piensa más con la polla, si alguien es capaz de dominar eso, tiene mi admiración. Yo al menos, lo intentaba...
Una de esas eternas noches de whatsaap, tuvimos una conversación calentísima, de las que tardan en olvidarse, me quedé dormido vencido por el sueño cerca de las 6 de la mañana, teniendo que levantarme dos horas después...
- Hola Nena, ayer me dormí, sorry....
- No pasa nada, yo no he dormido y aquí estoy! Jajaja.
Me asustaba como podía hacer un doblete de esas características y estar tan pichi.
- ¿Te tocaste, Nena?
- Si, no podía más y me corrí....
Verdaderamente, eso me puso como una moto, la idea que alguien se corra pensando en uno mismo, es, MARAVILLOSA.
Era una gota más que se sumaba aquel vaso rebosante de inquietud, morbo, seducción, salvajismo y excitación.... Un cóctel que tenía que explotar en breve.
Un jueves fue el día escogido, le dije que comprara uno de esos antifaces para que el juego adquiriera más morbo, para pausar aún mas si cabe, ese terreno de deseo, fértil de emoción.  La verdad, soy una persona relativamente tranquila, pero ese jueves no.
Algo recorría dentro de mi alma, un lanzamiento de fuegos artificiales desde la montaña del poder,  un León rugiendo por su captura, dichosa ella, que pedía, que rogaba ser capturada...
En un aparcamiento de caravanas estacionó el vehículo para relajarse, como habíamos hablado,
la noche era terriblemente fría, con el cielo despejado de un marzo singular.


Yo caminaba hacía el lugar con los ojos despegados de la cara, sonriente, me sentía bien, iba a cumplir un sueño que duraba muchos, muchos días. Mis pasos rítmicos sabían que el tesoro estaba ya cerca, con la incertidumbre de su olor, su tacto, su todo. Mis zapatos se ilusionaban como quien siembra una semilla, como quien enciende un fuego y luego lo logra apagar de la manera más placentera.
- Estoy muy cerca.... ahora es cuando debes dejar el tlf y ponerte el antifaz.
- Ahora mismo, te siento cerca.... Muy cerca....
Entre despacio y allí estaba, dispuesta, la mire y la admiré, por su entrega, su valentía, su respeto y su coherencia. Yo me sentí una de las personas más afortunadas del mundo, era una DIOSA, una autentica DIOSA.
Besé su cara mientras le susurré.... ¿Cómo está mi Puta?
Y ella contestó:
- Mira, compruébalo tu.
Esa mezcla de timidez y atrevimiento me gustó mucho, fue como un débil pero firme puñetazo en la mesa, El atrevimiento de las personas en situaciones así, me conmueve.
Puse una mano en su coño y estaba empapada, totalmente empapada. Besé su boca mientras la acariciaba, la besé con fuerza, con ansiedad, en ese eterno beso iban muchas cosas, muchas noches de deseo, de entrega, de conversaciones hasta amaneceres, de risas y sonrisas descaradas, de una complicidad abrumadora....
Le quité el antifaz y abrió los ojos rápidamente, me miró entre la poca luz que había, sonrió y volvió a cerrar los ojos para seguir besándonos como dos adolescentes...
Yo no hacía otra cosa que recorrer sus piernas con mis manos, mi mente decía aguanta y mi polla gritaba, entra! Se dio la vuelta y exponiéndome todo su culazo hacia mi, metí mi polla en aquel encharcado coño hasta el fondo, creo que podría haber explotado en ese momento...
El nivel de excitación era tan alto, que mi polla se ponía aún más dura mientras ella, entraba y salía a su manera. Era como un juego de, yo soy el que manda pero te dejo a ti que conduzcas...
Creo que nunca se lo dije, me volvía loco joder, la sensación era única, nunca un hambre se había saciado de aquella forma tan perfecta, tan bonita incluso....
Se puso encima de mi y me devoraba, beso a beso, curva a curva, mientras yo, con las manos en su cintura conducía su cuerpo por una carretera de vértigo, uno de esos vértigos de el cual, tardamos en bajarnos.









(Y si fuera mi vida una escalera
me la he pasado entera buscando el siguiente escalón,
convencido que estás en el tejado
esperando a ver si llego yo)
-E.D-