martes, 6 de diciembre de 2016

El rapto de Ícaro


Ícaro a 2000 metros de altura, oliendo nubes de manzana singular, acariciando cientos y cientos de palabras, sobrevolando aquellas letras bipolares, que hablaban de la vida y de la muerte. El cariño, también tiene lugar, un lugar casi secreto, alejado de la sociedad impertinente, de los autobuses, del ruido de la gente al caminar, apartados de semáforos agresivos que nos hacen correr, sin saber donde vamos pero sabiendo de donde venimos. Ícaro abrió los ojos y rapto a su chica con la intención de no aceptar rescate...

12 comentarios:

  1. El cariño suele tener el lugar más privilegiado… ése que nos hace actuar por impulsos y emociones… ¿Hay algo más maravilloso, en ese dulce y exquisito libre albedrío del sentir que nos inunda?... ;-)

    Me encantó!

    Bsoss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que no hay nada más maravilloso, Ginebra. Y este tipo de privilegios se dan muy de vez en cuando, por eso hay que aprovechar :)
      Besos.

      Eliminar
  2. Un vuelo sin retorno, un rapto sin acuerdo... nubes que acogen, lugar edulcorado donde todo se puede y todo es.
    Me encantó, Amowhor.

    Mil besitos.

    ResponderEliminar
  3. Personalmente, no concibo nada sin cariño... El cariño mueve mundos. Une vainillas y hace obedecer bdesemeros... no me veo sin mis mimos, ni sin mis azotes... jeje
    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y el llegar a saber lo que un@ quiere, es una gran virtud, claro que si.
      Saludos :)

      Eliminar
  4. El cariño es la sal de la vida, quien no se rinde ante una palabra de cariño o una caricia. El ser humano esta escaso de cariño, parece que nos cuesta dar muestras de cariño, de afecto sin pedir nada a cambio.
    Interesante y bonito este texto.
    Besos
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo estoy muy escaso, efectivamente :(
      Besos!

      Eliminar