sábado, 24 de septiembre de 2016

viernes, 16 de septiembre de 2016

El campesino II


El campesino de mente pensante,
entre flores de incertidumbre sabor,
el campesino barre con su alma los restos de este final,
entre el llanto, la tierra húmeda y estos ojos color soledad...

Lluvia de silencio,
palabras que mastican tu desproporcionada lejanía,
quisiera fumar para intentar volar y olvidar,
quisiera imaginar tu sonrisa  una vez más...

El campesino de mente sublime e inmortal,
a ocho horas y veinte minutos de un deseo apagado,
a punto de desbrozar los milímetros que separan estos labios de tu boca,
un atardecer más, de lágrimas y dolor, otro sueño robado...

Lluvia de silencio, olor de nubes, respigos de conciencia adulterada,
polvo de extrañeza, verano interminable,
semilla de pasión que germina en la belleza de tus letras...

El campesino de mente apagada,
roza con su tacto la chapa helada de un Cadillac solitario,
amanece y el rocío desconsolado,
cubre la piel infinita de este soñador, ya voluntario.



jueves, 8 de septiembre de 2016

domingo, 4 de septiembre de 2016

El Campesino


El campesino con esa mente pensante,
entre flores de loto color verde limón.
Dunas de cariño y reflejos de dos almas,
la traviesa y el astuto soñador...

A un lado un Cadillac negro y al otro tus ojos azabache desproporción...

Entre amagos de satisfacción, pasea descalza,
 vestido azul y sonrisa provocación,
entre hierbas y el licor de su desafío,
aquella chica que retaba al campesino, casi al sol...

Al filo de la complicidad, su cuerpo se tumba en la turbia tierra seca,
su mirada disfrazaba aquel calor en tentación,
el polvo y su figura de Diosa, el chasqueo de mis dedos anunciando que somos dos.
El cabo de una cuerda juega a  dibujar la sonrisa de sus labios,
la amplia ternura de su pelo, suavidad singular,
el parpadeo de su cuello sin saber que va a pasar...

Beso su boca, su sabor es un viaje enloquecedor,
recorro sus hombros bajo un estallido de seducción,
devoro aquellas interpretaciones pasadas,
dejándome llevar, abro los brazos
y ella se sube arrastrando la oportunidad hacia un mundo que se detiene.
Explota su cuerpo "infinito" en mi...



viernes, 2 de septiembre de 2016

Formas de pensar


- Es preciso saber lo que se quiere; Cuando se quiere, hay que tener el valor de decirlo, y cuando se dice, es menester tener el coraje de realizarlo -

- Georges Clemenceau -