domingo, 26 de febrero de 2017

Mayly





Un sedante de tu locura en mis noches,
Madrid huele a pasado, frescura y sauces,
paseo entre su lluvia, clavada en mi piel,
levito lentamente y por fin puedo dormir...
Una presencia en la oscuridad más astuta,
Gran Vía no reposa
y tu sonrisa baila hasta no poder más.
Bebiendo el paso del tiempo junto a tu calma,
sentado en el tren que me lleva a la Alcarria,
en el crecimiento corrupto de mi deseo por ti...
Vaqueros gastados y sueño hambriento,
saliva espesa anudando el encuentro, 
camiseta roja y el pelo revoltoso de un tono negro obsesión,
tu cuerpo es un blues, dulce tentación,
mientras yo...
Un cigarro y mi mirada descansa en tus pantalones negros,
tibios de esperar, 
un suspiro y tu camiseta blanca me habla sin mirar,
soy capaz de cambiar mi vida entera por esa alegría,
y tu sonrisa baila hasta no poder más.
Septiembre se acuesta a nuestra espalda,
y tus ojos, y mis ojos, se derrumban de seducción.
Mil palabras y en la ribera del Henares
tu sonrisa baila hasta no poder más...
No existe silencio, Mayly juega a despistar,
interpretando "El alma al aire"
y yo,
totalmente loco de remate observo tu abstracto baile.
En una estación de vuelta y llamada "no sé cuando nos volveremos a ver"
tu sombra se aleja sin sonreír ni decir nada,
sabiendo que faltó algo 
y que el tiempo es lo más importante que tenemos cuando compartimos,
un simple beso, que sabiendo a ti, es mucho más que un beso.

14 comentarios:

  1. Me lo he leído dos veces y me parece, tremendo. No puedo decir mucho más... Me imagino a un hombre pensativo, envuelto entre las sombras y las luces de una ciudad que no duerme nunca, y a él se le elevan los pensamientos y recuerdos como el humo de un cigarrillo.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabes, a veces deseamos tanto tanto algo, que cuando lo tenemos delante, no sabemos como actuar, esto, sumado a una inmadura y bendita juventud, fue lo que ocurrió :)
      Besos.

      Eliminar
  2. He podido ver a él que la ve marchar... esa sombra que se aleja junto a ella... y ese sabor de boca que algo ha faltado.

    Muy, muy bueno... me ha encantado.

    Tentadores besos.

    ResponderEliminar
  3. A veces uno se queda levitando cuando al fin consigue llegar allí donde soñaba cada noche y cada día… Quizás entre las nubes intentando asimilar, o sencillamente, abrazando ese instante sin saber hacer nada más que sentir, sentir…

    Muy inspirador, mi querido amigo…

    Bsoss enormes, y muy feliz domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por aquí vengo de nuevo, para dejarte un enlace… Tienes algo allí, querido amigo.

      Gracias, y más Bsoss!!

      http://varietes-ginebra.blogspot.com.es/2017/02/amowhor.html

      Eliminar
    2. Muchaas gracias querida Ginebra. Es un verdadero honor algo así para mi!
      Besos!

      Eliminar
  4. Es una tonada que suena entre el humo de un cigarro y el sabor de un café, entre luces de neón de una noche cualquiera, y a la hora justa se reencuentran tu ausencia y mi recuerdo.

    Me encantó leerte!!

    Mil besitos, Amowhor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Auroratris, soy yo el que tiene el placer de que leas aquí :)
      Besazo.

      Eliminar
  5. los recuerdos... realmente ocurren así las cosas, o tendemos a idealizarlos?
    besos gominolo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto ocurrió así 100%, aunque hace muchos, muchos años :)
      Besos gominola.

      Eliminar
  6. Me encantó el poema y he llegado hasta aqui no sin dificultad, te hiciste seguidor de mi blog pero Blogger no me dice donde puedo encontrarte, si hubieras comentado te habría seguido la pista, tampoco sabia si es que no querias visitas y ayer al dar la bienvenida a los recién llegados Ame me pasó la dirección de tu blog y aquí estoy. Saltos y brincos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ester y bienvenida. La verdad, no controlo muy bien el tema de perfiles y de blogger. Te agradezco tu visita y lo dicho, estás en tu casa :)

      Eliminar
  7. Espléndido.
    Enhorabuena.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar