martes, 21 de noviembre de 2017

Deseo

Tu mirada desafiante después unas palabras hirientes,
maltratan mis ojos ensangrentados.
Rabia en mi mente, sudor en tu cuerpo tumbado,
en una cama roja de dolor.
Tiembla tu cintura al sentir mis dedos desgastados,
tiembla tu mente sin saber que voy hacer contigo...
Maltrato tu hambre con mi lengua entre tus piernas,
víctimas de no poder hablar,
amordazo tu sentido común con duras embestidas,
mientras sin permiso,
tus ruegos se pierden por el escaso aire que circula entre los dos.
Baño tu espalda con un placer infinito,
al capricho de sentir mi poder derrumbándose sobre ti.


12 comentarios:

  1. Torturas silentes así, son parte de una bendición que se ensalza en rezos quedos pero temblores de piel y de entrañas...

    Un beso enorme, Amow.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y dulces, dulces torturas...
      Besazo cielete.

      Eliminar
  2. Avidez que sucumbe ante la piel encendida exudando deseo y lascivia…

    Un placer, querido amigo…

    Bsoss, y feliz tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El placer de leerte es mío.
      Besos, Ginebra.

      Eliminar
  3. Eres cruel... Y me encanta, lo sé.

    Seguro que ahora sí que te gustaría ver mi cara.
    Menuda manera de dejarme sin palabras...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu eres más cruel que yo... Y me encanta, lo sé.

      Eliminar
  4. Sublime relato... contiene todos los ingredientes necesarios para deleitar la imaginación.

    Mil besitos, amigo Amowhor.

    ResponderEliminar
  5. "Maltrato tu hambre con mi lengua", genial frase.

    ResponderEliminar