domingo, 26 de febrero de 2017

Mayly





Un sedante de tu locura en mis noches,
Madrid huele a pasado, frescura y sauces,
paseo entre su lluvia, clavada en mi piel,
levito lentamente y por fin puedo dormir...
Una presencia en la oscuridad más astuta,
Gran Vía no reposa
y tu sonrisa baila hasta no poder más.
Bebiendo el paso del tiempo junto a tu calma,
sentado en el tren que me lleva a la Alcarria,
en el crecimiento corrupto de mi deseo por ti...
Vaqueros gastados y sueño hambriento,
saliva espesa anudando el encuentro, 
camiseta roja y el pelo revoltoso de un tono negro obsesión,
tu cuerpo es un blues, dulce tentación,
mientras yo...
Un cigarro y mi mirada descansa en tus pantalones negros,
tibios de esperar, 
un suspiro y tu camiseta blanca me habla sin mirar,
soy capaz de cambiar mi vida entera por esa alegría,
y tu sonrisa baila hasta no poder más.
Septiembre se acuesta a nuestra espalda,
y tus ojos, y mis ojos, se derrumban de seducción.
Mil palabras y en la ribera del Henares
tu sonrisa baila hasta no poder más...
No existe silencio, Mayly juega a despistar,
interpretando "El alma al aire"
y yo,
totalmente loco de remate observo tu abstracto baile.
En una estación de vuelta y llamada "no sé cuando nos volveremos a ver"
tu sombra se aleja sin sonreír ni decir nada,
sabiendo que faltó algo 
y que el tiempo es lo más importante que tenemos cuando compartimos,
un simple beso, que sabiendo a ti, es mucho más que un beso.

jueves, 23 de febrero de 2017

domingo, 19 de febrero de 2017

La pecera roja





Una noche clara y fría,
el deseo apuntando alto,
febrero es un suspiro que vaga caminando,
manos frías y corazón ardiente,
exagerada la luna sonriente, observando...

Mis ojos hambrientos, tu pelo rojo...
Braguitas blancas y tus besos sabor a menta.

- ¿Eres obediente? ¿Cuánto del 1 al 10?
Sin apenas dejar que yo acabase de formular la pregunta, ella respondió:
- 10!

Apoyé mi cabeza en su pecho y se mezclo el deseo con una sensación
de paz y cariño, de sueños y mares, de sonrisas cómplices adornadas
por un cantábrico enfadado, 
testigo en primera fila de lo que allí estaba pasando.

Besé su boca mientras comprobé que había sido fiel,
esa fidelidad de la que muchas veces los humanos presumimos y no cumplimos.
A veces la mente nos hace viajar a lugares mágicos, este fue uno de ellos...

Acaricié lentamentamente entre sus piernas el cumplimiento de una semana acalorada,
vaqueros rotos y una pecera del color de tu boca,
diamantes efímeros  y una sensación insuperable de sometimiento inaugural,
como antes lo habíamos imaginado,
dibujando entre ilusiones la austera e inquieta realidad.

Besé su cuello y sentí la súplica de su conciencia...

- Quiero correrme, por favor, estoy sufriendo.

Con tu cuerpo y el mundo a mis pies,
me adentré en la humedad de tu piel esta vez,
salpicando profundidades de calma y excitación.
Tu espalda me habla sin esperanza,
se apaga la luz que nos rodea
y se detiene el lugar a donde vamos,
donde no exiten horas ni siquiera minutos,
sostenidos por cuatro ruedas,
explotamos juntos hasta perdernos en un mundo, nuestro mundo.

sábado, 4 de febrero de 2017

Siempre estas tu




Desde un ático que vigila la paciencia del cantábrico,
el aroma a salitre rodea tu pelo mientras piensas...

Desde el oleaje que vigila la magia de tu corazón,
el aroma a optimismo rodea tu pelo mientras sueñas...

Yo abro una puerta de sentimientos y estas tu, siempre estas tu...
Abro mi alma y están tus palabras " yo he nacido para servir ".

"Nada es real pero todo es posible" alguien dijo alguna vez...

Hay algo en ti, empezando por tus ojos, que me hace vibrar,
y esa mirada es todo lo que puedo desear,
al pasear por un jardín con enanitos,
al beber la nostalgia de tus braguitas,
ellas tan mojadas y tu talento tan formal...
Con esa sonrisa que detiene el mundo más adulterado e informal,
con esos labios que recorren un escaso segundo a la eterna felicidad...

Yo abro una puerta de hechizos y está tu ilusión, siempre esa ilusión,
el brillo servicial hacia los demás,
la profundidad de tu universo esquivando la soledad...

Y así, en un laberinto de emociones, secretos y madrugadas encendidas,
tu eres la semilla que germina durante 5 años,
yo soy el murmullo que te quiere a todas horas,
vuela un disfraz de doncella a mi alrededor,
"No se asuste señorita, nadie le ha hablado de boda..."