martes, 23 de enero de 2018

Bola extra (Game over)




Germina en tus ojos mis sueños apagados.
Enciende la luz que ya no queda bola extra que jugar,
yo fui el Romeo que acarició una manzana de cristal,
tu la Julieta que moviste mi mundo hacia un lugar único y especial.
Entre vientos y kilómetros indecisos,
el frío de un cuerpo envuelve desilusión e incredulidad.
Entre aires de sutileza y kilómetros desaparecidos,
tus 25 Julios rompen esa propia actitud en dos,
dos minutos son suficientes para tenerte que olvidar.
Germina en tu miedo mi alma apagada,
enciende un definitivo final
que ya no queda bola extra que jugar,
yo fui el imbécil que jugaba a soñar una y otra vez,
tu el cigarro consumido por tu propia maldad...
Entre soplidos del mar mediterráneo,
buceo en la comprensión y me ahogo sin saber que hacer,
tu eres esa niñata que no razona,
yo, aún soy una persona.

18 comentarios:

  1. Eso es como vivir mundo diferentes en realidades paralelas. Llega un punto en que o sacas la bola de la mesa o das por concluido el juego. Pero no se puede seguir siempre a ver "si te decides".
    Me gusta tu palabra, tu letra y tu inspiración
    Un beso, Amow.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso mismo, al no obtener decisión, el juego ha acabado.

      Otro comentario tuyo que estaba guardado en spam y no había visto, te pido mil disculpas.
      Besazo.

      Eliminar
  2. Muy bello poema...ese juego es el mejor que hay!!!!
    Un gran abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Opsss... sólo un abrazo, ¿si?...

    ...y un beso.

    ResponderEliminar
  4. la bola extra, siempre se guarda para el final

    ResponderEliminar
  5. Mucha rabia desprenden esas letras. Parece que el resentimiento es una buena musa. Saltibrincos

    ResponderEliminar
  6. Vivemos o libertar do que nos aprisiona.
    Cadinho oCo

    ResponderEliminar
  7. A veces esa última bola nos muestra el principio de un final… Pero mientras haya camino que caminar, seguro habrá más bolas que jugar…

    Bsoss y abrazos, querido amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mientras haya más partidas y ganas de jugar, ningún problema.
      Besos, Ginebra.

      Eliminar
  8. Hay dolor y rabia encerrado en este poema, ya no hay segundas oportunidades, esa bola extra se consumió.
    Besos amigo.
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más rabia que dolor, siempre he pensado que el dolor es relativo y la rabia más continua.
      Besos, Puri.

      Eliminar
  9. uff.. a veces hay que sacar todo pá fuera, soltar la rabia,el dolor, el enojo que nos consume. Pero todo esto tiene la parte positiva de que luego, te vacías, y ya no queda nada. Y ese es el instante en que sabes que sanaste y que puedes volver a empezar.
    Me gustó mucho leerte!

    ResponderEliminar
  10. Gracias lunaroja, es muy cierto todo lo que dices :)

    ResponderEliminar