domingo, 29 de abril de 2018

Universo


Todos deberíamos considerarnos ciudadanos del universo,
en cuanto a que todos participamos de el;
Y porqué no, todos le pedimos de vez en cuando al universo
nuestros deseos,
todos miramos al cielo cuando queremos conseguir algo,
o cuando deseamos o anhelamos algo.
Siempre he pensado que somos parte del universo,
en cuanto a que estamos formados por las mismas partículas
de materia que forman, bien las plantas, bien las rocas,
bien otros planetas que giran en torno a otros soles
en otros sistemas solares, en otras galaxias.
Todos estamos formados de las misma partículas de materia
conjugadas de distinta manera.

- Antonio Vega -



10 comentarios:

  1. Pues a mí me han tocado mas partículas, reboso partículas. Buen fin de semana, este un poquito mas largo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rebosar partículas es siempre positivo, Ester.
      Abrazucos.

      Eliminar
  2. Y es que somos una maravilla...pues no sé si las estrellas son conscientes de sus resplandor...y nosotros, si no lo tenemos, al menos la inventamos.

    Un placer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El caso es darse cuenta, claro que si.
      Saludos Marián.

      Eliminar
  3. Me gustó mucho este texto, sin duda somos todos parte de un todo, lo miremos por donde lo miremos estamos conectados.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también me gustó, proviene de una entrevista.
      Estar conectados en algunos casos, es esencial.
      Besos.

      Eliminar
  4. Una gran reflexión y creo que así es...

    Antonio... Un grande.

    Mil besitos para tu inicio de semana, amigo Amowhor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un grande entre los grandes, su forma de ver la vida a través de esa sutilidad es increíble.
      Digo "Es" porque no se ha ido, seguro que desde una de esas estrellas del universo, nos sigue en todo momento.
      Besazos, guapa.

      Eliminar
  5. Hermoso pensamiento. Y sobre todo grandísima realidad.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Una realidad que nos hace recapacitar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar